Nueva entrada en el blog

NO OLVIDEMOS

Pasan las horas, pasan los días, pasan las semanas y pasan los años, pero lo que no pasa ni cambia, son los mismos desvelos de los hambrientos y los mismos ojos sin vida de los niños, mujeres y hombres que se ven obligados a cambiar su vida y su dignidad y dejarla olvidada igual que se olvida o se tiene que abandonar sin remedio los enseres mas básicos para subsistir.

Aquella maldita imagen no se me iba de la cabeza, no dejaba de ver una y otra vez en mi cabeza la imagen del cinturón de cuerda, deshilachado y atado con un nudo, que sujetaba esos pantalones roídos y descoloridos. Esa imagen, a pesar de otras mucho peores que vi, ha quedado impregnada en mi retina como una fotografía a la que te ves obligado a regresar, como ese retrato de una vida, de una época y de una historia que no hemos dejado de repetir, una y otra y otra vez.

Aun recuerdo la historia que nos contaba mi abuelo a mi hermano Javier y a mi, cuando no éramos mas que unos mocosos, pero a pesar de eso son recuerdos que no dejan de marcar tu infancia, y cuando eres mayor, tu vida  por completo. Aun recuerdo las historias de mi abuelo, la cazuela negra en la que tenia que cocer patatas con gusanos para poder subsistir, debajo de un cielo precioso repleto de estrellas, una luna que era la única luz que les alumbraba y les daba ánimos a continuar un día mas, solo un día, y así uno detrás de otro, y otro y otro. No olvidare la sensación que se me quedaba en la boca, cuando nuestro abuelo nos relataba lo que tenia que beber para no morir deshidratado, que no quiero repetir aquí para que no me haga mas daño, ya que lo que se dice o se cuenta parece que duele algo mas si cabe de lo que no se dice en voz alta.

Mas me duele, y no solo en el corazón, sino en las tripas, en las entrañas, lo que veía cada noche, cada madrugada cuando el sol alzaba y podíamos localizar a mas distancia los cayucos y los botes medio desinflados por el peso de esos cuerpos mas muertos que vivos, algo que se veía solo con mirarles a los ojos. No solo me venían a la mente recuerdos de estas imágenes, también me venían recuerdos de lo que veía en los periódicos, en las imágenes de los telediarios, todos los días, a todas horas, con las piernas flaqueando por la importancia de no poder hacer nada mas, de sentirte inútil ante el sufrimiento gratuito de todos aquellos que arriesgan su vida, a los que ves el miedo y a la vez el valor de luchar por los suyos, de proteger sus tesoros mas preciados, y no estoy hablando precisamente de sus joyas o sus teléfonos móviles.

Aun siento en mis manos el tacto de aquellas manos implorando un poco mas, no hacia falta mas que ese simple temblor de manos para saber que no estaba saciado, que aun necesitaba una gota mas, un sorbo mas. Ese bautizo de dolor y frustración, esa mirada perdida en el horizonte, en el que se podía leer claramente que había dejado atrás algo mas que una vida, algo mas que su vida. Ese momento para cualquiera de nosotros no es mas que un gesto habitual, coger un vaso limpio y llenarlo debajo de un grifo de un agua limpia, pura y sin duda que no nos causaría ninguna enfermedad, ese sorbo de vida que es tan necesario dependiendo de que momento sea el que lo puedas tragar.

Todo esto que cuento, no es mas que mi experiencia, no es mas que mi visión del problema, no tengo por supuesto la solución a este problema, pero si que tengo ideas que podrían paliar el mismo. Si que tengo ideas que podrían empezar por tirar las barreras que nos separan, esas barreras que están marcadas en los mapas, pero que no están marcadas en el terreno por el que pisamos, por el suelo que todos tendríamos que tener derecho a transitar.

Si una imagen vale mas que mil palabras no quiero dejar pasar la oportunidad de decir que por un momento piensen en la mirada del niño, la inocencia perdida tras miles de kilómetros recorridos, buscando un lugar mejor donde poder subsistir, lejos de los zumbidos de las balas, lejos de las sirenas que avisan de los ataques aéreos, del polvo levantado por los tanques y los carros blindados, lejos de la falta de alimentos y de agua, para caminar a un sitio peor, a un sitio que no es el tuyo pero que ademas no lo será nunca, que no será nunca un nuevo hogar, una nueva esperanza y por supuesto una nueva vida.

No olvidemos, ya que como alguien muy sabiamente dijo, olvidar nuestro pasado nos condena a repetirlo, y no olvidemos que esta en nuestra mano que los males del pasado y de los pueblos que nos antecedieron se vuelvan a repetir, así que pongamos de nuestra parte nuestro pequeño granito de arena, nuestra pequeña gota de agua que sacie la sed de los mas necesitados. Esta en nuestra mano cambiar las cosas, olvidarnos de nosotros para pensar en los demás, en definitiva empatizar con el prójimo.

Por favor, solo les pido eso, que no olvidemos.

En Madrid a 30 de junio de 2017

Francisco Jimenez Novillo

Anuncios

INSTRUMENTAL

images

INSTRUMENTAL
Memorias de musica, medicina y locura
JAMES RHODES
EDITORIAL BLACKIE BOOKS
PRIMERA EDICION

Hay momentos en la vida en los que sin darte cuenta, esta te lleva por caminos por los que no habías pensado transitar pero que para bien o para mal te la cambian. En mi caso concreto, uno de esos momentos, fue hace unos días, en mi visita (bueno o visitas) semanal/semanales a la biblioteca, cuando decidí llevarme a casa un libro, que he de reconocer, no me generaba muchas expectativas, mas allá de la del morbo de conocer la historia, de la que ya tenia alguna ligera idea. Cual fue mi sorpresa cuando comencé a leer sus paginas, a adentrarme en el mundo de su lectura, y a ir cogiendo el gustillo a leer sus paginas, al principio poco a poco paladeando cada nota musical, cada pulsación de sus teclas, de sus comentarios mordaces e irónicos sobre su historia, y al final leyendo casi del tirón desde el medio del libro hasta el final.

La verdad es que no soy muy lector de biografías (aunque como lector voy a rachas y esta vez es mi momento de leer este tipo de libros) me decidí a llevarme el libro a casa para leerlo, como he dicho antes, sin muchas expectativas. La verdad es que el libro es un canto a la vida, a pesar de la crudeza de la historia que cuenta, que en ocasiones es como una patada en el estomago, y en otras te hace empatizar con el narrador (mas que una biografía parece una historia novelada de su autor), y con su forma de ver la vida después de pasar una durisima infancia (no voy a contar su historia, aunque seguro que muchos de vosotros, ya la sabéis, aunque solo sea de oídas) y de como el nacimiento de su hijo y de su pasión por la música le animaron a continuar, evidentemente no sin ayuda y sin mas de una recaída.

Sinceramente, es un libro que he leído con una libreta al lado, anotando para su posterior escucha todos y cada uno de los autores, compositores, artistas, músicos que se nombran en el libro, por que también, y eso es lo que mas me ha sorprendido, es un libro bastante instructivo (en el termino mas coloquial de la palabra) en cuanto a música clásica se refiere, si bien, dada la carrera de pianista del autor, muy centrada en este instrumento.

He de reconocer que me ha terminado comprando un par de discos de música clásica por culpa de este libro y sorprendentemente me están gustando tanto que he estado leyendo o releyendo artículos en internet sobre compositores, sus obras, etc.

El libro, ademas de una biografía de un joven pianista, es un canto a la música clásica, pero no en el sentido dogmático que podríamos esperar de un músico de este tipo de obras, sino que ameniza y esta a favor de la “humanización” de esta música, y de bajar de su “endiosamiento” a los pocos entendidos de la misma. Cuenta sus ideas sobre como se tendría que entender esta música, para hacerla asequible a todo el mundo, y esas ideas, la verdad es que las comparto al cien por cien.

En definitiva, es un libro altamente recomendable, que cuenta una historia muy dura y de como la música (algo que en mi caso es básico) ayuda a superar los problemas del día a día, y sobre todo los grandes problemas que nos surgen a los seres humanos.

Es una lectura amena, con capítulos bien estructurados, una historia sencilla de leer, pero que deja poso, que no deja indiferente a quien la lee.

Un libro de los que marca y de los que sin duda releeré en un futuro no muy lejano, para volver a disfrutar de su música interior, de su banda sonora y de su melodía conforme vas pasando sus paginas, con deleite y con muy buena sintonía.

Os recomiendo su lectura, no os dejara indiferentes y sobre todo no os defraudara.

Saludos lectores amig@s

PUNTOLECTOR

Reseña de “Cinco Esquinas” de Vargas Llosa

Hola a tod@s;

Llevo tiempo sin ponerme a escribir una reseña pero pienso que un libro como este merece estas lineas.

Seguro que sobre este libro correrán litros y litros de tinta pero me gustaría hacer el comentario de la sensación que he tenido al leerlo desde mi humilde punto de vista.

Al comenzar a leer el libro, cuando llevaba 30 paginas imaginaba que seria una critica feroz a esta prensa amarillista que es tan importante (para mal) en la sociedad que nos ha tocado vivir y sobre todo dada la situación personal del autor. Pero conforme vas leyendo te das cuenta que es algo mas que una critica a la prensa del corazón.

La historia conforme pasan las paginas se va convirtiendo en una especie de thiller policiaco, y habla de como las cloacas del poder han utilizado a su antojo a los plumillas de los periódicos o revistas (serias y no tan serias) para sus propósitos, y para hundir en la mal cruel de las miserias a sus opositores o para encumbrar a sus adeptos, a esos adeptos al régimen que los alimenta y que ciertos regímenes políticos les insuflan vida.

Es este un libro de personajes, pero quizás mas que con los personajes que podríamos llamar principales, es un libro de personajes secundarios, de personajes que luchan por sobrevivir a toda costa, que se nutren de sus propios miedos para conseguir que su vida no se vaya por el retrete, son sus filias y sus fobias y con su manera tan peculiar de ver la vida y vivirla.

En mi opinión la historia principal se pierde un poco en situaciones sexuales que, la verdad, están un poco metidas con calzador en la historia realmente principal. Creo que el autor ha metido estas historias para intentar justificar un poco la historia secundaria, que es la que da vida al libro y la que sirve para engancharte a la lectura del mismo.

En lineas generales, me ha gustado y he disfrutado de su lectura, aunque me quedo un poco con la sensación de que se podía haber profundizado mas en la historia periodística, y de como el poder manipula a la gente, y como el poder puede corromper y destrozar la vida de los que están en su  contra, o hablando mas concretamente, a los que se oponen a ciertas formas de utilizar dicho poder.

Mi puntuación de este libro es un 8 sobre 10 y destaco del mismo la historia periodística y los personajes secundarios, que realmente están mas que bien estructurados.

Un saludo y seguimos con las lecturas

Os espero en  @puntolector

Saludos!!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NADA CONCRETO QUE DECIR

Hola, hoy me ha dado por soltar de esta manera mis pensamientos, aunque no sea algo concreto. Me apetecía escribir algo y he pensado que mejor que pensar algo es hacerlo.

Llevaba tiempo sin leer novela (ahora he tenido racha de biografías e historia) y me decidí a leer un libro de un escritor joven, creo que se dice de la “alt lit” o algo así (no lo se seguro por eso dejo la duda). El libro me ha gustado (libro ameno, sin mas) que me ha servido para engancharme otra vez al tren de la novela y dejar aparcado un poco la densidad de la lectura histórica.

El libro de marras se llama “Lolito” y el escritor es Ben Brooks (Editorial Blackie Books). Me ha parecido un libro muy divertido, con pensamientos o pajas mentales del personaje que creo que alguna que otra vez hemos tenido los que vivimos permanentemente apegados a la tecnología, y sobre todo los que nos llamamos “hipster” (no me gusta la etiqueta pero la verdad me puedo incluir en este grupo ya que me gusta la música alternativa y me he dejado barba).

El enfoque del libro es lo que mas me ha gustado, la verdad es que podríamos pensar que son pensamientos  un poco densos y espesos para un personaje de quince años, pero bueno en la sociedad en la que actualmente estamos, creo que tener quince años ya es estar casi en la edad adulta (que tiempos en los que con quince años en lo único que pensábamos era en salir a comer un helado y a dar un paseo con los colegas del barrio o estar pendientes todo el rato de dar patadas a un balón). El personaje me parece muy creíble, pero mas que por el personaje en si, por el contexto en el que esta analizado su forma de pensar. Podríamos llamarlo un personaje de su tiempo, algo avanzado quizás, pero con unos personajes secundarios que le hacen aun mas creíble, porque son aun mas raros que el propio personaje principal.

En cuanto a la historia, bueno, no es nueva, el titulo es bastante ilustrativo de la historia que narra le autor, pero con un enfoque actual, y novedoso.

En definitiva, un libro recomendable, que se lee bastante rápido, y divertido al que en una puntuación de 1 a 10 le doy un 6.

Ya me contareis si lo habéis leido o si os decidis a leerlo.

Ciao!!!!

MENOS CANTIDAD MAS CALIDAD

Hola amig@s,

Uno de los propósitos de este año nuevo, es retomar clásicos de la literatura, y en vista de lo cual, me voy a centrar en el siglo pasado y el comienzo de este, en concreto con los Premios Nobel de Literatura, unos premio que mal que nos pese no esta tan bien mirado (al menos no se le da tanto bombo mediático como a otros premios patrios).

Me voy a centrar en leer unas cuantas novelas de cada uno de los premiados (un par de ellas al menos) y a ver si me enganchó con alguno de las autoras o autores que consiguieron dicho premio (con algunos ya me he metido mas a fondo en ocasiones anteriores).

He de confesar (mal que me pese) que muchos de los que han obtenido este premio, no había ni oído nombrarlos, por lo que me he propuesto dejar de leer tanto libro actual (que no digo que algunos no merezcan la pena) y me voy a centrar en libros que deberíamos leer todos en algún momento de nuestra vida.

Esto para nada es menospreciar a todos y cada uno de los autores que están publicando en estos momentos (yo no lo soy y me gustaría serlo en algún momento de mi vida) pero no tenéis la sensación de que pasa como con las películas en los cines, que si una pelicular, o en nuestro caso un libro, no vende en las primeras semanas desaparece de las estanterías. Creo y opino que vivimos en una sociedad de consumismo, en la que lo importante es vender y vender por encima de la calidad.

Estamos saturados de todo, y no iba a ser una excepción la literatura. Cada paseo que me doy por mi librería favorita, de forma semanal (no siempre puedo comprar por desgracia, ya que el dinero no se puede estirar) cambian las mesas donde se ubican las novedades, con nuevos libros.

Un claro ejemplo, hilando mi proposición anual con este post, es el ultimo autor ganador del Nobel, el francés PATRICK MODIANO. ¿Alguien conocía a este autor antes del premio? seguramente que si lo conocíamos, pero ¿hablamos leído algo de el? es mas, creo recordar que es posible que tuviera publicadas en España a lo sumo, cuatro o cinco novelas (rectificarme por favor si este dato no es correcto) y ahora hemos tenido aluvión de sus escritos. Aun no lo tengo en la agenda de lecturas, pero en el momento que lo lea os comentare mi impresión.

En fin, siento no ser politicamente correcto, seguro que los que publicais ahora (reconozco que os tengo envidia) no pensáis lo mismo, pero espero que no os llevéis a equivocos con mi comentario, ya que mi indignacion es con el mercado, que es como una ola que arrasa con todo.

Un abrazo para todos!!!

MI PRIMERA VEZ

Aun recuerdo mi primera vez, por raro que parezca, y a pesar de lo que la gente diga, tengo muy gratos recuerdos de aquel momento.

Aun recuerdo el vértigo, la sensación de balanceo, el momento en el que poco a poco te vas acercando al final, vas conquistando el cielo con impulsos hacia delante y hacia atrás, que te hacen subir mas y mas.

Mi primera vez fue con cadenas, oyendo el chirrido de los muelles con cada empuje.

Y pensar que no había ningún tipo de protección, me asusta ahora que lo pienso fríamente, pero si ahí radicaba su encanto.

La primera vez que me subí a un columpio, fue un momento que recordare toda mi vida.

Nueva lectura

Esta misma mañana he empezado a leer En la orilla de Rafael Chirbes, y aun con pocas páginas leídas, me ha enganchado, es rítmico, ameno y con una historia cercana, algo que solemos olvidar con tantos Greys y demás novelas con temática que casi nunca suele ocurrir en la vida real. Me gusta la novela realista y sobre todo si es de autores españoles, pero eso lo dejare para otra reflexión, ya que esta me da que me ocupara bastante más que tres o cuatro líneas.
Volviendo a la novela de marras, me parece una gran novela, y eso que aun no la he terminado. Espero que las expectativas se sigan cumpliendo, ya os contare que me ha terminado de parecer.

Peque lecturas

Ayer por la tarde iba en el metro a mi visita habitual de domingo a las librerías para ojear las novedades en las librerías (tengo la tendencia a mirar los estantes de las librerías grandes pero los compro en las de toda la vida del barrio) y me sorprendió ver una familia de cuatro personas, los dos padres y dos niños pequeños en las que los que leían eran los niños, no es tan sorprendente que dos niños lean, pero si que lo es que lean mientras que los padres no dejaban de mirar su movil. No se, me hizo pensar que no esta todo perdido al ver a esos dos niños tan metidos en su lectura de la que no levantaban la vista…

CUADERNO DE BITACORA DIA 2.

¿LITERATURA FAST FOOD? O ¿LITERATURA DE ENTRETENIMIENTO?

 Mi reflexión de hoy viene a raíz de la novela que estoy leyendo, he de decir con total delectación y placer, que es Inferno de Dan Brown.

Esto me ha hecho pensar en el eterno dilema, que evidentemente, faltaría mas, no he inventado yo (no tengo un ego tan elevado), pero que sinceramente siempre me ha llamado la atención, y no es otro que Best seller si o Best seller no.

Parto de la base, que para mi, es Literatura, es algo que me entretiene, el tiempo que paso con un libro en la mano (y también con un e-reader, aunque este es un tema para otro día de reflexión), me divierte y me hace pasar un buen rato, pero sobre todo respeto al cien por cien el esfuerzo y trabajo que ha conllevado, un esfuerzo no solo de escritura sino de invención. Es una literatura que me merece todo el respeto, exactamente el mismo respeto que la literatura llamada “culta” o de alta cuna, que como lector también frecuento.

He de decir que los errores que a mi entender mantiene la gente que no respeta esta literatura, que podríamos llamar de fast food, son principalmente que es una literatura que no cala, que no deja huella, pero para que sirve la literatura si no es para hacernos pasar un rato entretenido, sin mas que eso, y sobre todo aunque solo sea por eso, no merece los calificativos malignos que algunos “culturetas” le dedican.

Puedo poner infinidad de ejemplos de autores de Bestseller, que todos tenemos en la cabeza, y que todos conocemos, Dan Brown, Ken Follet, Kate Morton, por poner algún ejemplo, pero hay una lista interminable, que nos llevan a vivir historias en las que sin querer nos autoinvitarnos a participar, que nos hacen sufrir igual que los personajes, que nos llevan por caminos de pasadizos, puzles y acertijos que somos capaces de completar en el mismo momento que los completa ese personaje (ya sea masculino o femenino, que esto de “héroes” no entiende de sexos) que nos quita sin querer horas de sueño, o que nos ameniza los momentos de camino al trabajo, y con los que muy hábilmente, los escritores y autores nos hacen empatizar.

Hipócrita es quien diga que no ha leído algún bestseller, porque todos mas tarde o mas temprano hemos caído en las listas de ventas, si bien, esto quizás y gracias a esto hayamos conocido autenticas, para que voy a negarlo, OBRAS DE ARTE, así en mayúsculas.

Un punto a favor de los best seller, y que puede ser una excusa para atacarlos, es que sus historias no son reales, que no se profundiza en los personajes, o que la historia prima mas que estos, pero sinceramente, yo recuerdo perfectamente a ciertos personajes de estos libros con mayor claridad que a otros personajes de otras historias, que por supuesto sin desmerecer, y con todos los respetos, son clásicos de la literatura.

Algo que me gusta y me atrae de estas historias, es lo documentadas que están, aunque si es cierto que los autores pueden hacer alguna interpretación torticera de algún acontecimiento, o bien tomarse algunas licencias de hechos o personajes que no existieron, o que no se comportarían de la misma forma que en las novelas, no dejan de estar documentadas, estudiados los lugares y sus peculiaridades de su ubicación, donde se desarrollan las historias, o los personajes, en la mayoría de las ocasiones secundarios, y que han llevado un trabajo de preparación que es muchas veces mas complicado o laborioso que escribir la propia novela.

En fin y como conclusión, la respuesta a la pregunta del titulo, es un rotundo si, si a las historias que nos llevan a vivir nuevas sensaciones y a conocer lugares y personajes peculiares, históricos o inventados, sin movernos de nuestro sitio preferido de lectura.

Fin del mensaje.

 12 de diciembre de 2013

 

CUADERNO DE BITACORA

CUADERNO DE BITACORA DIA 1

 

Siempre hay una primera vez para todo, y esta es mi primera vez, definitivamente voy a comenzar a escribir este cuaderno de bitácora-diario con mis reflexiones y pensamientos, y en la que divagare acerca de libros, películas, o cualquier cosa que esté relacionada en primer lugar con el mundo literario y en segundo lugar con el mundo literario visual, así como de cualquier cosa que se me pase por la cabeza (básicamente pensamientos que quizás única y exclusivamente sean de mi interés, lo que no quiere decir que quizás le importen e interesen a alguien más).

Me he decidido justo ahora, porque en estos momentos de mi vida, estoy pasando por una etapa de cambios, en la que me estoy conociendo, y en la que estoy poniendo a prueba, algo de eso de los que muchos creemos que carecemos, la fuerza de voluntad. Todos conocemos a alguien que dice “yo no tengo fuerza de voluntad para hacer esto o aquello”, pero es impensable hasta los límites a los que somos capaces de llegar sin tener constancia de estos límites, únicamente poniéndonos a prueba, limitándonos a seguir un instinto que nuestra conciencia nos impulsa a dejar de lado.

Hace poco un gran amigo mío, colgó en una de las redes sociales, cito de forma textual “Todas las mañanas, todos los días ensayando, todo el esfuerzo y el sacrificio merecen la pena“, algo que me hizo pensar, en lo capaces que somos el ser humano para poder hacer lo que nos queramos proponer.

El simple hecho de proponernos una meta, y sobre todo, intentar alcanzarla puede poner patas arriba nuestra placida y acomodada vida, ya que nos va a suponer un esfuerzo increíble a la hora de plasmar en estas metas nuestras energías y fuerzas al intentar conseguir algo que no sabemos a ciencia cierta que pueda convertirse en realidad, vamos que podemos decir que estamos ante una perspectiva.

Pueden ser metas sencillas, o metas más complicadas, metas que podamos cumplir a muy corto plazo o metas que tengamos que esperar mucho tiempo hasta que podamos verlas cumplida, pero cualquiera de ellas además de fuerza de voluntad, requiere un añadido, la paciencia, que como dice el refrán es la madre de la ciencia.

Todas las metas, a mi entender, llevan aparejada como hermanas de sangre estas dos cualidades, que todos tenemos, aunque creamos que carecemos de ellas.

Una de mis metas, como la de muchos de vosotros, es llegar a poder escribir una novela, pero aquí entran mis fantasmas personales, uno de ellos la procastinación, el dejar todo para mañana.

Hace unos días tuve que tomar una decisión muy importante, y gracias a esa decisión, me he dado cuenta que si he sido capaz de plantearme una meta muy importante en mi vida personal, también puedo ser capaz de, cuanto menos, comenzar a planificar la meta de la escritura de la novela.

Fuerza de voluntad y paciencia, aunque no necesariamente en este orden, son los dos pilares básicos, que necesitamos para dar el primer paso, que siempre es el más difícil, y para mantener en el tiempo la andadura o el camino a la meta propuesta, y que después del primer paso venga el segundo y luego el tercero…

Sábado, 7 de diciembre de 2013.